TERAPIA INFANTIL 

Lo más importante en la Terapia Gestalt infantil, es crear vínculo seguro con el niño/a. Para conseguirlo, iremos fraguando la comunicación verbal y no verbal, jugaremos, habrá silencios… siempre respetando lo que el niño necesite.

El terapeuta está para ayudarlo y si éste no tiene confianza no se dará nada. Así que, según las necesidades del niño se irán utilizando diferentes materiales y técnicas para acercarnos a él. Cuando haya un buen vínculo y el niño esté preparado, será cuando se pueda empezar a trabajar sobre la “problemática” que le trajo a sesión.

Algunas de las técnicas que se utilizan en las sesiones de Terapia Gestalt infantil son: juegos de mesa, juego simbólico, el teatro, la música, la escritura creativa, inventar/acabar historias escritas, el dibujo/ expresión plástica, la Técnica del garabato, plastilina, La caja de arena, relajación/ consciencia de la respiración, visualizaciones, Playmobils, El cuaderno de terapia, El muñeco de terapia WILD (coterapeuta con quien los niños pueden expresar sin temor, sus emociones. También pueden pegarle,gritarle, herirle, abrazarlo, cuidarlo, curarle…) y El terapeuta en sí mismo, con su cariño, afecto, escucha,  mirada, honestidad, lealtad y sus límites, en definitiva, con su presencia.

Todas las técnicas están enfocadas a la expresión del niño, sea cual sea su motivo de consulta.

Un espacio para que el niño encuentre su lugar en el mundo

En Terapia Gestalt infantil, cuando decimos que buscamos la expresión hacemos referencia a que el niño sea capaz de contactar emocionalmente con lo que está viviendo. Lo que no buscamos es un «hablar un acerca de» es decir una manera hablar de lo que le sucede despersonalizada, como si fuera algo que esta viendo y no algo que está viviendo, que le está sucediendo a ÉLSegún el niño y su carácter se establecerá una relación terapéutica, siempre con el objetivo de crear un vínculo seguro que favorezca este tipo de exxpresión.

La implicación de la familia es imprescindible. El terapeuta es el traductor del lenguaje del niño. Con ellos se realizan sesiones de asesoramiento, no se hace sesión de terapia. No se les revelará secretos del niño, ni lo que se hace en terapia, sino que se crea un puente entre el mundo interior del niño y ellos para fomentar una buena comunicación y relación entre ambos. Con la familia se un clima de confianza y de trabajo mutuo y se les dará asesoramiento, escucha, ejercicios de ayuda para la comunicación y relación con su hijo. En todo este proceso, el terapeuta acompaña tanto al niño como a la familia.

También es importante la relación con la escuela. Se intenta tener una coordinación y tener información de todos los ámbitos posibles del niño que viene a terapia.

Horas convenidas

Solicita más información