Ayer fuimos al cine a ver la película “Del revés”, en la cual se puede ver cuan importantes son las emociones. Todas ellas.

Cuando damos espacio a la emoción se abre el camino sanador, aunque la emoción sea dolorosa (la tristeza) y nos asuste lo que nos pueda pasar.

El expresar y compartir en confianza, con las personas del vínculo seguro, abre la puerta a la compasión, a la escucha, a la unión.

Nos llama la atención algo que llevamos tiempo observando en nosotros mismos, tras hacer introspección personal: las emociones suelen ir acompañadas. Es decir, ante un suceso, pueden aparecer dos emociones distintas.

En “Del revés”, vemos como Tristeza y Alegría van juntas. También Ira y Asco (a quién consideramos una sensación) y Miedo va con Alegría, también acompaña a Ira…

Algo que nos ha gustado y alegrado ver es cómo crean las Islas de Recuerdos Esenciales. Esas Islas, o mapas emocionales, son los que nos hacen movernos de forma específica por el mundo, el cómo nos relacionamos depende de cómo se formaron esas Islas: con qué emoción, quién estaba conmigo, lugares, olores, sensaciones, colores, música…

Ya lo dicen, esas Islas son las que hacen a la niña tal y como es.

¿Qué le ocurre a la niña para modificar su conducta?

A partir de un trauma, de una situación que no puede gestionar emocionalmente ella sola, se pierde. Se pierde emocionalmente y llega a congelarse. Llega a dejar de sentir. Alegría, tristeza, Ira y Asco ya no pueden tomar los mandos de la central.

Sus padres, que siempre la han acompañado, justo en esta situación de rotura con su mundo (amigas, colegio, hogar, ciudad, clima, juegos, deporte…)no saben cómo acercarse a ella, ya que lo que solían hacer, como se solían escuchar, tocar, mirar… no llega a la niña. Hay algo que les hace barrera. Es la propia confusión de la niña. El bloqueo que tiene hace que no pueda entrar nada ni nadie. Cada uno necesita hacer su proceso. Y en eso está la niña.

La niña no logra contactar con lo que le ocurre en esencia, con la emoción que quiere emerger y no encuentra cómo. Así que va probando gestionarse de diferentes formas: mediante la rabia, el miedo, la dejadez, la rebeldía…

Hasta que toca con su tristeza, expresa su dolor y se vuelve a encontrar con ella misma y con sus padres.

Vuelven a conectar todos.

Es curioso cómo el dar espacio a la tristeza luego da paso al alivio de la alegría.

La niña vuelve a ser ella, vuelve a sentirse y así, vuelve a existir.

SIENTE, LUEGO EXISTE

Referencias a las que hace la película y de las que hablaremos más adelante:

  • neurología emocional

  • funcionamiento del cerebro humano

  • memoria emocional

  • cómo el cuerpo habla, la mirada, la voz…